Skip to content

Cuando la vida es violentada

Niñez y Agua

Imagen de Pixabay

Octubre 2020

El pasado doce de septiembre un par de hermanitas de nueve y doce años fueron brutalmente asesinadas y abusadas en la comarca Lisawé  (Mulukukú, Caribe Norte) mientras estaban en el rio de su comunidad.

¿Y si hubieran tenido agua en sus casas? Hoy estarían en el colegio, aprendiendo, pintando, cantando…Ya solo lo imaginamos.  

Según el INFORME SOBRE LA SITUACIÓN MUNDIAL DE LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LOS NIÑOS 2020, 120 millones de niñas han tenido algún tipo de contacto sexual contra su voluntad antes de cumplir los 20 años. El alto grado de exposición ante la violencia de extraños disminuye cuando hay agua a nivel domiciliar.

Nicaragua

El tema de la violencia sexual es alarmante en Nicaragua. Según el Instituto de Medicina Legal, las niñas de siete a doce años son las principales víctimas de violencia, y ocurre en los espacios donde deberían estar más protegidas: el hogar, la escuela, instituciones de cuidado y en la comunidad.

Una niña que vive en una comunidad rural de Nicaragua lucha por la supervivencia día a día. En el país donde seis de cada diez niños y niñas viven en hogares pobres su vulnerabilidad es enorme: pequeñas, rodeadas de la violencia machista, en viviendas con infraestructuras inseguras, hacinamiento, caminando largas distancias y dedicando energías y mucho tiempo para tener acceso a agua y educación…

ODS 16 y ODS 6

El trabajo por el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16.2:  Poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños, se debe trabajar a la par de mejorar las condiciones de vida de la niñez, empezando por acceso a servicios básicos. Un claro ejemplo de la sinergia entre los ODS.

¿y cuando tampoco hay saneamiento qué pasa? ¡Pues las niñas también deben salir de la vivienda! Están expuestas doblemente.  

A las siete de la noche del trece de septiembre una niña de once años fue secuestrada mientras se dirige a la letrina en el patio de su casa, en la comunidad el Empalme de Alamikamba, también en el Caribe Norte: "solo encontramos tirado el papel en la puerta" relató su mamá.  

A las niñas las están matando en su casa, en el rio, mientras caminan al colegio, cuando van al baño… Da escalofríos pensar que mientras escribo esto hay más niñas que deben buscar agua, cargar su ropa para lavar, exponerse a la mirada y la agresión de quien les encuentre. Enfrentar la oscuridad.